Presentación

Las geotecnologías, las innovaciones de hardware y software que dan sustento a los Sistemas de Información Geográfica (SIG), las nuevas y dinámicas aplicaciones web, permiten entre otras cosas, la generación de insumos,  la creación de bancos de información, la interoperabilidad entre datos, el intercambio de información interinstitucional, el desarrollo de herramientas que facilitan el acceso a la información estadística, temática y consulta de la información geoespacial.

Bajo estas consideraciones el IGECEM llevó a cabo la actualización del Atlas General de 1993, al desarrollar el Atlas Cibernético del Estado de México, el cual aloja un compendio de información estadística y cartográfica a nivel estatal, regional, municipal y local. Esta información, se encuentra estructurada en dos apartados:

  1. Espacios Territoriales. Muestra información referente a las características físicas y los límites del territorio estatal, se incluye también información socioeconómica, sociodemográfica y urbano regional. Además muestra algunos mapas históricos del territorio estatal.
  2. Áreas Temáticas. Existen 18 áreas temáticas, que proporcionan información específica sobre temas referentes a desarrollo económico, educación, finanzas, población, salud, infraestructura, cuestiones urbanas, entre otros.

En este sentido, diversas instituciones como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Instituto de Información e Investigación Geográfica, Estadística y Catastral del Estado de México (IGECEM), Instituto de Investigación y Capacitación Agropecuaria del Estado de México (ICAMEX), Consejo Estatal de Población (COESPO), Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (CEPANAF), Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), entre otros;  colaboraron con información geográfica y estadística para el cálculo de índices e indicadores.

Por tanto, el Atlas Cibernético permite mostrar información en cartografía temática, histórica, datos geoestadísticos, consultas interactivas, descarga de información, entre otras; así como realizar análisis e interpretación de los datos al permitir sobreposición de la información.

Es importante mencionar que las instituciones públicas, privadas y gubernamentales del Estado de México estarán en constante participación, por lo que el Atlas Cibernético contará con una actualización continua de información de interés hacia la sociedad.

Finalmente, iniciativas como ésta, concebidas por el gobierno estatal, generan nuevos desafíos y oportunidades en el ámbito geográfico, lo que da pauta a seguir contribuyendo a través de desarrollos e investigaciones que beneficien a la población en general.